El ejercicio físico es beneficioso siempre, no solo para mantenerse en forma, sino que también es una herramienta de desconexión para nuestra mente. Son numerosos los beneficios del deporte en el estudio de oposiciones pero aquí encontraréis una explicación científica a los más importantes.

 ¿Cuáles son los principales beneficios del ejercicio en el estudio de oposiciones?

Reduce el estrés

Según la ley Yerkes-Donson, un nivel de ansiedad moderado puede llegar a facilitar nuestro rendimiento intelectual de mejor manera que un nivel de ansiedad bajo, ya que nos permite estar más alerta y más capacitados a afrontar imprevistos y situaciones concretas. Sin embargo, si nuestros niveles de ansiedad son muy altos, comenzarán a perjudicar a nuestra atención, concentración y nuestras capacidades de memoria, pudiendo bloquearnos por completo.

Una forma de prevenir o reducir estos niveles de ansiedad y estrés es mediante el ejercicio. Está demostrado que los estudiantes que realizan ejercicio de manera habitual ven reducido su estrés. Esto se debe a que se disminuyen los niveles cortisol, hormona del estrés, y se generan endorfinas, las cuales provocan una sensación de satisfacción y relax. Además, estas mismas endorfinas producidas tras hacer ejercicio, son las encargadas de ponerte en estado de alerta y permitirte un nivel de concentración mayor.

 Ayuda a conciliar el sueño

beneficios del deporte en el estudio de oposiciones

Seguro que a muchos de vosotros estos días os ha cambiado el ciclo del sueño o incluso tenéis más pesadillas de lo habitual. Una buena forma de evitar quedarte despierto hasta altas horas de la madrugada es hacer ejercicio.

Numerosas investigaciones han demostrado que el ejercicio físico ayuda a conciliar el sueño debido a que durante su realización, se segregan una serie de hormonas que aumentan la relajación corporal y mental. Así mismo, haber descansado lo suficiente ayuda a que te enfrentes mejor al estudio y mejores tu rendimiento.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que realizar ejercicio supone una activación del cuerpo, por lo que no es conveniente practicar deporte unas dos horas antes de dormir ya que se estaría dificultando el inicio del sueño.

Mejora tu capacidad cognitiva

Estudios recientes demuestran que ciertas acciones y actividades pueden estimular el crecimiento de nuevas neuronas, al contrario de lo que se creía en un pasado. Y una de estas actividades es el ejercicio físico.

Cuando practicamos deporte, nuestro cuerpo estimula la producción de la proteína FNDC5, que se libera cuando empezamos a sudar y que estimula el crecimiento neuronal, además de alargar la supervivencia de las neuronas que ya poseemos.

Además, cuando realizamos ejercicio segregamos dos neurotransmisores cerebrales, la dopamina y la norepinefrina, que permiten que la información estudiada se consolide mejor en la memoria.

Un estudio realizado en la Universidad Carlos III de Madrid, demuestra que los estudiantes que realizan ejercicio físico consiguen una nota media en su expediente académico un 9,3% más alta que los estudiantes que no realizan ejercicio físico.

Ahora que la ciencia te ha confirmado los beneficios que aporta el deporte en el estudio y con todo el tiempo libre del que disponemos estos días, ya no tienes excusa para no practicar ejercicio en casa. Basta con dedicar 30 minutos diarios y en poco tiempo comenzarás a notar la mejoría tanto en el estudio de tu oposición como en tu físico.